Albóndigas de ternera con salsa de tomate

Todo un clásico ^_^ Deliciosas solas, con arroz, patatas, pasta,... Divertidas y deliciosas ^_^

No sé en vuestra infancia, pero en la mía, esta receta era todo un clásico. Un día en que a la hora de comer se te ponían los ojos como platos y, curiosamente, te molestaba menos comerte las verduras porque luego había: ¡ALBÓNDIGAS! jajajaja

Ya la forma, para los peques, es muy atractiva... ¿cuántas comidas tan esféricas existen? ^_^ Además, si están bien cocinadas, tienen una carne jugosa, fácil de masticar y tragar. Puedes aderezarlas como más te guste, con la carne o pescado que más te apetezca y con la salsa que mejor te vaya.

Para nosotros, son un plato comodín, ideal para hacer por, con y para los niños ^_^

En este caso os ensañamos a hacer unas muy sencillitas con carne de ternera y salsa de tomate. Pero más adelante os iremos poniendo otras recetas con otras bases de diferentes carnes, pescados, legumbres, verduras,... Y con variedad de salsas, aderezos, rellenos,... Así os enseñaremos su versatilidad y seguro que acertamos con alguno de tus gustos ^_^

Albóndigas de ternera en salsa de tomate.

Albóndigas de cerdo con salsa de naranja. Especial #DíadelaAlbóndiga

Albóndigas de pollo estilo Tikka Massala.

Albóndigas de pollo en salsa de almendras.

Albóndigas de cerdo con salsa barbacoa.

Albóndigas de ternera con habitas y jamón.

Albóndigas de pollo con salsa de frutos rojos.

Albóndigas de ternera "mi mami".

Albóndigas de ternera en salsa verde.

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 600 g de carne magra de ternera
- pan rallado
- 1 huevo tamaño L
- 1 diente de ajo
- perejil
- harina de trigo
- pimienta negra
- aceite de oliva virgen extra
- sal

Salsa:
- 400 g de salsa de tomate (pronto os subiré la receta casera)
- 250 ml de caldo casero de carne o verduras
- 1 cda de azúcar
Preparación:

1. Si leíste nuestra receta de la hamburguesa (receta aquí), sabrás que el primer paso está en el momento de comprar la carne. Evita comprar carne ya picada, preparada, carne en retales,... Pídele a tu carnicero/a una pieza magra de ternera y que la limpie de telillas y ternillas. Que la pique una sola vez, a no ser que tengas una buena picadora en casa y prefieras hacerlo tú en casa.

2. Ponemos la carne en un bol amplio, la salpimentamos y especiamos con ajo y perejil al gusto. Mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos para que se impregne de los sabores. Nosotros mezclamos con las manos bien limpias, pero vosotros podéis hacerlo con una cuchara sí os molesta el contacto con la carne cruda.

3. En un cuenco cascamos un huevo, asegurándonos de que esté bien y no tenga restos de cáscara. Sí está bien, incorpóralo a la carne y mezcla hasta conseguir una distribución homogénea. El huevo mantiene la carne unida y le aporta jugosidad.

4. Una vez integrado el huevo es hora de poner el pan rallado. Éste aportará consistencia a la hora de montarlas y jugosidad a la hora de que absorban la salsa. Dado que cada carne, cada huevo y cada pan reaccionan de una manera distinta, es mejor que vayas poniendo a poquitos. Primero una cucharada, la integras, y si hace falta más, pues pones otra y vuelves a integrar. Así hasta que la carne siga húmeda pero sea fácil hacer una bolita.

5. Comienza el trabajo más tedioso, pero que puedes aligerar con la ayuda de algún pinche de cocina ^_^ Por suerte yo tengo a mi marido y a mis peques para hacer: ¡bolitas! ^_^ Procurad no apretarlas en exceso o quedarán apelmazadas. Formadlas lo justo para que tomen la forma esférica y no se desparramen.

6. Formadas todas nuestras albóndigas, es hora de enharinarlas. Para ello os aconsejamos un plato hondo con harina de trigo y un plato grande donde ir poniendo las albóndigas ya formadas. Pasamos primero por la harina, asegurándonos de que esté cubierta la albóndiga por todas partes, y retiramos el exceso haciendo girar la bolita en nuestra mano con los dedos separados.

7. Ponemos a calentar una sartén con abundante aceite de oliva y cuando esté caliente, freiremos a fuego medio-fuerte las albóndigas. Deben dorarse bien por toda su superficie. Una vez doradas, las sacamos y ponemos a escurrir en un papel de cocina o colador.

8. En una cazuela calentamos nuestra salsa de tomate, junto al caldo de carne y una cucharada de azúcar. Al empezar a hervir introducimos con cuidado nuestras albóndigas ya escurridas. Mezclamos y dejamos cocer a fuego bajo durante 30 minutos, aproximadamente. Siempre puedes pincharlas para ver si están bien o les falta un poquito más de tiempo.

9. Tiernas nuestras albóndigas, las dejamos reposar unos 10 minutos y servimos acompañadas de patatas a la plancha (pronto la receta) y nuestra salsita de tomate.

10. Comemos y a disfrutar ^_^

Trucos y Sugerencias:

- Las piezas de ternera más comunes para hacer albóndigas son:  espaldilla, falda, pescuezo, aguja,... depende de tu gusto y presupuesto. Lo importante es quitarle las telillas y tendones, y de tener grasa, que sea de buena calidad.

- En este caso usaremos pan rallado, que es lo más sencillo, pero ya os enseñaremos a hacerlas con miga de pan, miga de pan remojada, leche, cereales, verduras,...

- Podéis hacerlas del tamaño que más os guste. Pero os aconsejamos que no las hagáis ni muy pequeñas (tienden a quedarse más secas), ni muy grandes (tardan más en hacerse). El tamaño que solemos hacer en casa es de unos 3 cm de diámetro.

- Puedes empanarlas o pasarlas por harina. Dado que en esta ocasión es una receta básica, hacemos el método más sencillo, que es sólo enharinarlas.

- Es importante eliminar el exceso de harina, pues éste sólo ensuciará el aceite.

- Si tenéis ayuda o sois muy diestros en la cocina podéis enharinar y freír directamente.

- Al freírlas, procurad no poner muchas en cada tanda para que no se aceiten, ni pongáis muy pocas o se quemará el aceite.

- Otras ideas de acompañamiento: patatas asadas, fritas, al estragón (receta aquí), a la mantequilla (receta aquí) o al micro (receta aquí). También quedan geniales con arroz blanco o salteado (receta aquí). Verduritas salteadas, pasta cocida,...

Versión Vegetariana:

- Sustituid la carne de ternera por garbanzos o lentejas cocidas, seitán picado o soja texturizada. Si usáis las legumbres podéis incorporarle una cebolla y/o una zanahoria pasados por la batidora, les dará sabor y textura.

- El huevo podéis sustituirlo por sólo pan rallado o pan remojado, una manzana rallada, mantequilla de cacahuete,...

Versión Sin Gluten:

- La harina de trigo podéis cambiarla por maizena tanto en el enharinado de las albóndigas como en la salsa. Para ésta última en lugar de dorarla al principio, deberéis disolverla en medio vaso de agua fría e incorporarla a la salsa una vez ésta ya esté terminada, remover y cocer hasta que espese.

- El pan rallado de la masa podéis sustituirlo por pan sin gluten, almendras molidas,...

Sin Lactosa.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

2 comentarios:

  1. que ricas Beatriz uhmmmmmmm con lo que le gustan a mi hijo y la hago muy poco no se por que motivo creo que me han entrado ganas de hacerlas
    !!!! un besito !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los míos al principio no les hacían gracia, pero ahora se las hago de muchas maneras y se las comen que da gusto ^_^

      No las hacemos más porque parece que no son tan rápidas de hacer como realmente lo son ^_^

      Besicos

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados