JAPÓN: Pollo Karaage o frito japonés


Nos encantan las recetas asiáticas o con toques de cocina oriental. Es una forma de ampliar el recetario y comer de manera muy variada y nada monótona.

Esta receta es una de las más tradicionales del amplio abanico japonés, que no es sólo sushi, aunque éste también nos vuelva locos jajajaja

Una preparación muy apreciada por los japoneses en sus festividades populares, pero que también se come en cualquier otro día o lugar. Depende de con qué lo acompañemos o la cantidad que sirvamos, puede servir de aperitivo, picoteo o plato principal.

Apenas tiene ingredientes y es sencillísima de preparar.

Para los que no tengáis muchos ingredientes japoneses por casa y no podáis/queráis comprarlos para una receta, os pondremos alternativas en el apartado de Trucos y Sugerencias para que podáis probar esta receta y os enganchéis a la comida japonesa ;)

Ale, vamos al lío...


Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 4 cuartos traseros de pollo deshuesados
- 2 o 3 dientes de ajo
- la misma cantidad de jengibre fresco
- 4 cdas de salsa de soja japonesa
- 4 cdas de sake
- fécula de patata o de maíz
- aceite vegetal (nosotros AOVE)
Preparación:

1. Cortamos los cuartos traseros de pollo en trozos no muy pequeños sin quitarle la piel y los introducimos en un bol.

2. Les vertemos la salsa de soja y el sake. Añadimos el ajo junto con el jengibre y removemos bien para que el pollo se impregne bien del macerado. Tapamos y metemos a la nevera para que macere. El tiempo depende de la potencia de sabor que queráis darle, lo mínimo serían unos 30 minutos y lo máximo unas 12 horas o toda la noche.

3. Tras el macerado, incorporamos la fécula de maíz cucharada a cucharada, removiendo entre ellas. Dependiendo de muchos factores necesitará más o menos cantidad para cubrir bien los trozos de pollo. Nosotros usamos unos 50-60 grs.

4. Ponemos abundante aceite a calentar en una sartén amplia y cuando esté caliente freímos a fuego medio/fuerte el pollo hasta que dore por toda su superficie. Unos 3 o 4 minutos por cada lado.

5. Sacamos a una rejilla o papel de cocina para retirar el exceso de grasa.

6. Servimos acompañado de una ensalada, arroz blanco cocido y un trozo de limón.

7. Comemos y a disfrutar ^_^

Trucos y Sugerencias:

- Comenzamos con los sustitutos...

  • Si no tenéis shoyu (salsa de soja japonesa) podéis sustituirla por la salsa de soja que tengáis o que os resulte más fácil encontrar. Las hay muy versátiles, como la ligera, y envases muy pequeños por si no queréis repetir su uso.
  • Si no tenéis sake podéis usar vino blanco, preferiblemente seco. También podéis prescindir de poner alcohol si no os gusta, no podéis tomarlo o van a comer los niños.
  • Si no encontráis fécula de patata, podéis usar de maíz, la clásica maicena. De hecho, es lo que solemos usar nosotros siempre en las recetas asiáticas para sustituir la fécula de patata. Pues la maicena la usamos para otro tipo de preparaciones y siempre solemos tener por casa.
  • También es habitual sustituir la fécula de patata por mezclas de harina de trigo con otro tipo de harinas e incluso sola. Pero el acabado final no suele ser tan fino y crujiente.
  • A falta de jengibre fresco, podéis usar molido que encontraréis sin demasiado problema en cualquier expositor de especias del supermercado. En el caso de usar molido deberéis reducir a una cuarta parte la cantidad de la receta, pues el sabor tiende a ser más potente en seco.
  • En Japón para freír usan aceite vegetal con un toque de aceite de sésamo, vosotros usad el que utilicéis habitualmente. Aunque ya sabéis que nosotros siempre recomendamos el uso de Aceite de Oliva Virgen Extra en la medida de lo posible.
- Es habitual añadirle al macerado un huevo entero o sólo su yema. Nosotros solemos obviarlo porque nos gusta más el acabado final con sólo la fécula de maíz. Además no nos gusta que las masas con huevo crudo esté mucho tiempo desde que se abre el huevo hasta que se cocina.

- Muchas recetas incluyen un toque picante, generalmente a través de la pimienta.

- Se puede servir sólo o acompañar con arroz blanco cocido, una buena ensalada, salsas al gusto, un trozo de limón o lima, fideos de arroz,...

- La receta original es con cuartos traseros deshuesados y con piel, pero podéis retirarle la piel y/o sustituirlo por pechugas. Aunque no quedará tan crujiente por fuera y jugoso por dentro como en la receta original.

- Hay quien le hace la doble fritura típica en muchas cocinas de Asia. Consiste en freír el pollo, sacarlo a que enfríe y volver a freír nuevamente a fuego fuerte.


Versión Vegetariana:

- Sí, os recomendamos sustituir el pollo por seitán pero es que ¡queda genial! jajajaja Los habituales sabéis que somos fans del seitán y no tanto del tofu...

- También podéis sustituir el pollo por las hortalizas que más os gusten: zanahoria, brócoli, cebolla, berenjena,... ¡ñam, ñam!

Versión Sin Gluten:

- Sustituid la salsa de soja por tamari y listo ;)

Sin Lactosa.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados