THAI: Alitas de pollo picantes


Esta receta con aire thai pertenece a la bloguera-youtubera Kwan Homsai que prepara estupendas recetas no sólo de su país, Tailandia, si no también de las cocinas chinas, japonesas,... Llevamos tiempo siguiéndola y tenemos que decir que no debéis perdérosla si os gusta la cocina de estos países, pues las recetas las explica de forma sencilla y rápida, sin complicaciones.

Así que hemos decidido que en nuestra sección de versiones, va a ser una de nuestras referentes. No sólo porque explique genial, si no porque nos encanta la cocina asiática.

Comenzamos con una receta facilita de alitas de pollo que sabía que en casa sería fácil que triufaran. Hicimos en dos versiones, con más y menos picante, y ambas desaparecieron de la mesa en segundos, ¡un éxito!

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 16 alitas de pollo
- 1 cda de salsa de soja oscura
- pimienta negra
- sal

Para la salsa:
- 2 dientes de ajo
- 1 cda de jengibre fresco rallado
- 4 cdas de salsa sriracha (alternativa abajo)
- zumo de 1 lima
- 2 cdas de miel
- 1 y 1/2 cdas de salsa de soja ligera
- aceite vegetal (nosotros seguimos fieles al de oliva jijiji)
- semillas de sésamo al gusto
- cebolleta tierna (opcional)
- cilantro (opcional)
- 1 lima
Preparación:

1. Limpiamos bien las alitas de todo posible resto de plumas. Cortamos en tres partes por las articulaciones y reservamos las puntitas para otras preparaciones (como un caldo, por ejemplo, ¡no tiramos nada!).

2. Ponemos las alitas troceadas en un bol y las espolvoreamos con sal y pimienta. Vertemos una cucharada de salsa de soja oscura. Removemos bien para que se distribuya y dejamos macerar un mínimo de 20 minutos en la nevera..

3. Las distribuimos en una bandeja de horno y las horneamos con calor arriba y abajo a 200 Cº durante 10 minutos o hasta que doren. Le damos la vuelta y horneamos otros 10 minutos más o, igualmente, hasta que hayan dorado.

Mientras se hornean vamos preparando la salsa.

4. En una sartén amplia ponemos un par de cucharadas de aceite vegetal (nosotros ya sabéis que somos de usar AOVE) y calentamos junto con los ajos y el jengibre bien picaditos. Cocinamos a fuego medio y cuando comience a oler bien y antes de dorar vertemos la salsa sriracha, el zumo de lima, la miel y la salsa de soja ligera. Removemos bien y dejamos que reduzca hasta que espese.

5. Retiramos la mitad de la salsa a un bol y cuando estén doradas las alitas las introducimos en la misma sartén con la salsa que queda. Removemos bien para que las alitas se impregnen bien y las devolvemos al horno en su bandeja a máxima potencia durante 1 minuto para que la salsa caramelice.

6. Si no os gusten muy picantes podéis servirlas así con el bol de salsa extra a parte para quién quiera más. Si os guste bien picante, devolvéis nuevamente las alitas a la sartén, vertéis la salsa del bol y mezcláis bien.

7. Las servimos espolvoreadas con sésamo, cilantro y/o cebolleta picados. Para los que les guste el toque ácido, unos gajos de lima para rociar antes de comer. Además, quedan genial acompañadas con arroz blanco o fideos.

8. Comemos y a disfrutar ^_^


Trucos y Sugerencias:

- No tiréis las puntitas de las alitas, son geniales como base para un caldo de pollo junto a una carcasa o para un caldo de carne con unos huesos de cerdo o ternera.

- Cuanto más tiempo las dejéis macerando más tiernas y sabrosas saldrán. Nosotros solemos prepararlas con unas horas de antelación y las dejamos tapadas en la nevera. Las sacamos un rato antes de cocinarlas para que no estén tan frías y listo.

- Si no encontráis la salsa sriracha, buscad en hipermercados o tiendas especializadas en comida asiática. Es una salsa muy típica en la cocina india y aledañas.

- Si aún así no la encontráis o no os apetece comprarla para una sola receta, podéis preparar una alternativa calentando unas 4 cucharadas de una buena salsa de tomate junto con una cucharada de azúcar moreno y tanto chile rojo o cayena como aguanten vuestras papilas. Dejáis infusionar un ratito el picante, aligeráis con agua si es necesario y tenéis una salsa genial para las alitas.

- Cada horno es un mundo, por eso recomendamos que compréis un termómetro de horno para ponerlo en el interior de éste y poder saber la temperatura exacta de vuestro horno. Si no lo tenéis, tendréis que vigilar frecuentemente las alitas para que no se quemen.

Versión Vegetariana:

- Evidentemente sin alitas no se pueden preparar alitas, ¡pero! La misma preparación queda genial con tofu, seitán, bolitas de garbanzo,...

Versión Sin Gluten:

- Como siempre os decimos, buscad la salsa de soja Sin Gluten. Os recomendamos la marca Kikkoman.

Sin Lactosa.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

2 comentarios:

  1. Súper pintaza!!
    Tienen pinta de estar muy jugositas y de tener un sabor único ^^
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! ^_^

      Sí, quedan súper tiernitas por dentro y el sabor pufff delicioso, aunque a mi marido el picante no le moló jijiji

      Besos

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados