Estofado de cordero con zanahorias y champiñones


Parece que los guisos de toda la vida han perdido su interés, porque ahora apenas se ven y es más fácil encontrar esferificaciones de alga pulverizada al aroma de humo que un estofado de los de siempre.

A nosotros, aunque nos gusta innovar y probar cosas nuevas, nos enloquecen las recetas de siempre, de esas que nos enseñaban a hacer nuestro padres, abuelas,... De esos platos que con uno sólo acababas saciado y sabías que estabas a gusto y bien alimentado.

Si bien es cierto que este tipo de preparaciones son más de echarle tiempo comprendemos que no todo el mundo tiene el tiempo libre suficiente. Pero esta misma preparación puedes hacerla en olla rápida y ahorrarte unos buenos minutos o preparar mucha cantidad, racionar y congelar para tener a mano cuando la quieras.

En esta ocasión hemos usado pierna de cordero, pero también podéis usar cuello, falda,... La parte que os guste más o se adapte más a vuestro bolsillo.

Esta receta es perfecta para una comida familiar, de celebración,... y os recomendamos que la preparéis el día antes, con un día de reposo queda aún más rica.

La mejor época del año para prepararla es primavera, pues es cuando resulta más fácil y barato encontrar buen cordero en el mercado.

Como siempre, os recomendamos que compréis la carne y hortalizas de esta receta en vuestro Mercado de confianza.

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 1 kg de cordero troceado (600 grs si es deshuesado)
- 1/2 kilo de zanahorias
- 350 grs de champiñones
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 150 ml de vino blanco o tinto
- 500 ml de caldo de verduras y/o carne casero
- harina de maíz o trigo (opcional)
- pimienta negra
- romero y/o tomillo
- aceite de oliva virgen extra
- sal
Preparación:

1. Comenzamos lavando, pelando y troceando en discos anchos la zanahoria. La cebolla la cortamos en brunoise o en juliana. Los champiñones los lavamos bajo el chorro de agua fría y cortamos en cuartos. Por último los ajos los fileteamos o dejamos enteros ligeramente machacados.

2. En una cazuela amplia ponemos a calentar 3-4 cucharadas de aceite a fuego medio. Salpimentamos el cordero troceado, lo pasamos ligeramente en harina y lo doramos en la cazuela cuando el aceite esté caliente. Una vez dorado retiramos y reservamos.

3. Si fuese necesario añadimos otro poquito de aceite y doramos en él la cebolla, el ajo y la zanahoria. Salpimentamos y pochamos a fuego medio, con la tapa puesta y removiendo de vez en cuando hasta que la cebolla esté tierna. Añadimos los champiñones, los salpimentamos, removemos y dejamos que también se dore pero esta vez con la cazuela destapada.

4. Incorporamos la carne a la cazuela y con el fuego medio/alto vertemos el vino y dejamos que se evapore el alcohol mientras raspamos con la espátula o cuchara de palo el fondo de la cazuela para desglasarla.

5. Evaporado el alcohol cubrimos con el caldo, especiamos al gusto, tapamos y dejamos cocinarse a fuego medio hasta que la carne esté tierna. En nuestro caso bastó con 30-45 minutos.

6. Apagamos el fuego una vez esté tierno el cordero y dejamos reposar, preferiblemente de un día para otro.

7. Servimos acompañado de una ensalada, una patata asada o un buen trozo de pan. De postre le combina genial una manzana asada con frutos secos.

8. Comemos y a disfrutar ^_^

Trucos y Sugerencias:

- Podéis escoger la parte de cordero que más os guste, el tiempo de cocinado dependerá de ello y de su calidad/edad. Si escogéis un corte que incluya hueso tendrá más sabor, pero seguramente requiráis de digitalizar las tajadas.

- Además de las hortalizas que hemos usado nosotros podéis añadir o sustituir por calabaza, setas variadas, puerro, ajos tiernos,... e ir variando la combinación para tener cada vez un plato con matices diferentes.

- También podéis incluir frutos secos como almendras, anacardos,...

- El vino a usar puede ser blanco o tinto, depende de la potencia de sabor y color que queráis para vuestra salsa. Nosotros optamos por un vino blanco que le da un toque más suave.

- En las especias podéis usar como nosotros romero y tomillo, pero muchas veces le incluimos laurel y/o estragón que también le van genial.

- Si os gustan las hortalizas y champiñones más al dente, podéis sofreírlas antes que el cordero e incorporarlas al guiso cuando éste ya esté casi tierno del todo.

- Si la salsa queda muy líquida podéis engordarla machacando unos trocitos de la zanahoria ya guisada o añadirle una cucharadita de maizena disuelta en agua fría que mezclaremos con la salsa, removeremos y dejaremos espesar a fuego medio.

Opción Vegetariana:

- Obviamente el cordero es cordero, pero si queréis un guiso similar a éste, con sustituir el cordero por seitán, tempeh, tofu, albóndigas de legumbres,... conseguiréis un plato bien rico y nutritivo.

Sin Lactosa.

Opción Sin Gluten:

- Sustituye la harina de trigo del cordero por harina de maíz o sencillamente prescinde de ella.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

4 comentarios:

  1. mmm que bueno me encanta el cordero pero nunca lo tomé en estofado, me anoto tu receta.
    Por cierto estoy de concurso en mi blog hasta finales de mayo, anímate a participar que regalo muchos premios. Un besito,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/2016/03/3-concurso-el-baul-de-las-delicias-con.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! ^_^

      Ando pachucha y no sé si podré participar, pero ahora te lo publicito en el grupo de Facebook ^_^

      Besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Uy! Se me había escapado este mensaje jajajaja ¡Muchas gracias! ^_^

      Eliminar

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados