COLOR Y SABOR DE TEMPORADA: Mousse de Pomelo


Antes de empezar con la receta debemos confesar que el pomelo no nos va jajajaja

El pomelo es un cítrico familiar de la naranja, de hecho parece ser que es un híbrido de las naranjas dulces, pero el punto amargo que tiene no es del agrado de nuestros minipinches y rara vez las consumimos.

Pero por el Reto de enero de Color y Sabor de Temporada que ha organizado Pilar de Postres Originales haremos una excepción jajajaja.

Reto Color y Sabor de Temporada

Un reto que nos ha encantado porque encima de que es genial compartir temática con otros cocinillas y blogueros, fomenta el consumo de producto de temporada ^_^

Este mes tocó para verdura las endibias (o endivias) y para fruta el pomelo ^_^

Aunque en este caso usamos el pomelo, esta receta podéis prepararla con cualquier otro cítrico o sabor frutal. Además es un clásico de los clásico, una suave mousse que, como extra, no contiene huevo crudo. Así que podéis prepararla durante todo el año y con menos riesgos para la salud (además de ser más fácil jijiji).

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
Para la base de galleta:
- 100 grs de galletas de jengibre (o la que más nos guste)
- 40 grs de mantequilla sin sal (opcional)
- 20 ml de leche, yogur natural o nata líquida (opcional)

Para la mousse de pomelo:
- 500 ml de nata para montar 35% M.G. (Central Lechera Asturiana tiene 35'1%, la recomendamos)
- 200 grs de azúcar en polvo (sí, somos golosos jajaja)
- ralladura de uno o dos pomelos
- 250 grs de queso mascarpone
- 100 ml de zumo de pomelo
- 5 grs de agar-agar en polvo (10 grs de gelatina neutra en polvo o 6 hojas de gelatina)

Para decorar (opcional):
- gelatina de pomelo:
200 ml de zumo de pomelo
50 grs de azúcar
2 grs de agar-agar en polvo (4 grs de gelatina neutra en polvo o 3 hojas de gelatina)
- gajos de pomelo
- pulpa de pomelo
- hojas de menta, hierbabuena,...
Preparación:
Base de galletas:
1. En la trituradora metemos las galletas cortadas con las manos y trituramos hasta dejar con la textura que más nos guste. A nosotros nos gusta dejar con granillo para encontrarnos una textura más crocante.

Nosotros en esta ocasión escogimos una base más ligera, por lo que pusimos la base sólo de galletas. Pero si queréis una base más tradicional:

2. Ponemos la mantequilla en un bol y derretimos 20 segundos en el microondas (o fundimos en un cazo al fuego) con cuidado de que no se queme. Removemos para que tenga una textura homogénea.

3. Añadimos la galleta triturada y mezclamos bien para que quede uniforme y sin pegotes. Vamos añadiendo leche (o nata líquida o yogur) hasta obtener una masa que a la vista sea suelta para que al aplastarla quede compacta. Tened en cuenta que será la base de nuestra mousse.

4. Repartimos la masa de galletas por el fondo de nuestra copa y con la ayuda del reverso de una cuchara o con nuestras manos bien limpias, vamos presionando para que quede una capa lisa y compacta. Procurad que quede igual por toda la superficie subiendo un poquito por los laterales. Metemos en la nevera.
Mousse de Pomelo:
5. Rallamos la piel de un pomelo sin llegar en ningún momento a la parte blanca y exprimimos su zumo. Recordad no tirar la pulpa, podremos aprovecharla.

6. En un bol ponemos a hidratar la gelatina o el agar-agar en polvo en el zumo de pomelo. Si usáis gelatina en hoja o cola de pescado, la deberéis hidratar en agua fría primero.

7. En un bol de vidrio o metal frío montamos la nata (mín. 35% M.G.) igualmente muy fría (¡que no congelada!) junto con la mitad del azúcar en polvo. Reservamos en la nevera.

8. Metemos 1 minuto (o hasta que rompa a hervir) al microondas el bol con la gelatina en polvo. Sacamos con cuidado de no quemarnos y removeremos hasta su completa disolución. Si vemos que no se disuelve, podemos meterlo de nuevo en tandas de 30 segundos con unas cuantas vueltas de por medio. A veces es más cuestión de tiempo removiendo que de calor.

9. Una vez disuelta la gelatina y tibia, la incorporamos al queso mascarpone o queso crema junto con la ralladura de pomelo y la otra mitad del azúcar. Os recomendamos una espátula de silicona o unas varillas. Debe quedar una crema fina y homogénea. Dejamos enfriar.

10. Fría la mezcla de queso y gelatina, le incorporamos con movimientos envolventes la nata montada en tres partes. Tened paciencia y hacedlo con cuidado. Queremos que la nata nos baje lo menos posible.

11. Vertemos la mousse sobre la base de galletas y metemos en la nevera durante unas 2-3 horas para que cuaje del todo.
Gelatina de Pomelo (opcional):
12. Ponemos a hidratar la gelatina en 50 ml de zumo de pomelo.

13. Calentamos el resto de zumo y cuando esté caliente disolvemos en él la gelatina hidratada y el azúcar en polvo.

14. Dejamos enfriar casi en su totalidad y ponemos una cuchara sopera bocabajo cerca de la mousse y vertemos despacio y con cuidado la gelatina sobre ella. Así caerá con más suavidad y no nos desmontará la mousse. Metemos a la nevera hasta que cuaje y servimos bien fría.
Base de pulpa (opcional):
15. ¿Recordáis que dijimos que no tiraráis la pulpa? Éste es el momento de usarla. Podemos ponerla tal cual en la base o añadirle un poco de azúcar previamente, dependerá de lo golosos que seáis.
Acabado:
16. Servimos con la base que más nos guste, galleta troceada, masa de galleta, pulpa de pomelo,... ¡o todas juntas! jajajaja Y decoramos con más galleta troceada, la gelatina o los gajos de pomelo (nosotros le quitamos la piel a los gajos para que no amarguen),... pero también le va genial un poco de azúcar moreno o ¡chocolate!

17. Comemos y a disfrutar ^_^


Trucos y Sugerencias:

- Podéis usar el tipo de galletas que más os guste. Nosotros usamos en este caso galletas de jengibre, que le dan un toque deliciosamente especiado.

- Los pomelos tienden a tener un sabor amargo, si no os gusta demasiado, podéis cambiarlo por la fruta que más os guste o minimizarlo con un poco más de azúcar.

- A la masa de galleta podéis incluirle frutos secos triturados: almendras, avellanas, nueces..., e incluso caramelizados o garrapiñados (¡depende de lo golosos que seáis!).

- La masa de galletas podéis sustituirla por un bizcocho básico, unas magdalenas,... O si lo preferís, en lugar de la mousse en copas, podéis darle forma de tarta con la base que más os guste.

- Nosotros las preparamos en moldes individuales, pero podéis prepararla en molde grande y luego recortar. Pero tened cuidado con la gelatina y la masa de galletas o se quebrarán. Cortad con un cuchillo grande y bien afilado.

- Nosotros usamos agar-agar porque es de original vegetal, tiene muy buenas propiedades, necesita menos cantidad,... Pero podéis usar la gelatina que os resulte más cómoda de usar o sea más fácil de encontrar.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

3 comentarios:

  1. Ummmmm..... que cosa mas rica, ideal para este reto, enhorabuena, sigue así, te espero por LAS DELICIAS DE MAYTE, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Tiene un aspecto impresionante, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Una receta muy trabajada y bien pensada, me encanta! Aunque a nosotros no nos gusta el pomelo.. habrá que probar esta mousse, porque tiene una pinta estupenda!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados