Ensalada de gambones a la plancha


Lo prometido es deuda... dijimos que traeríamos recetas ligeritas y sabrosas y aquí viene otra más.

Hemos tardado en subir receta por problemas de salud de una servidora, que es la "jefa de cocina" y organiza todo... ¡lo lamento mucho!

Pero a lo que vamos...

Esta receta es sencilla de hacer y deliciosa de comer. Apenas tiene calorías, no requiere de mucho tiempo en la cocina, pero da un resultado vistoso y sabroso... Todo ventajas, ¿verdad?

Además, al ser una ensalada templada, es perfecta para cualquier época del año. De hecho, si os quedó algún gambón o langostino congelado de estas Navidades, es buen momento para aprovecharlo.

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 16-20 gambones (depende del tamaño)
- 300 g de lechugas al gusto (nosotros usamos escarola, canónigos, lombarda y rúcula)
- pimienta rosa
- sal
- aceite de oliva virgen extra
- vinagre balsámico

Preparación:
1. Lo primero es preparar los gambones. Nada más sencillo que pelarlos y retirarles la línea oscura del lomo, que es su intestino.
2. Las lechugas se lavan, se retiran las partes feas y se cortan con las manos o con un cuchillo especial para verduras de hoja. Las dejamos escurrir o las secamos con la centrifugadora de verduras. Colocamos en la fuente de servir o distribuimos en los platos.
3. Preparamos un aliño a nuestro gusto. El estándar es de una pizca de sal, 3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y 1 cucharada de vinagre.
4. Ahora, en una sartén amplia y antiadherente, ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva virgen extra. Una vez caliente, repartimos los gambones por la superficie de la sartén procurando que no se amontonen o lo hagan lo menos posible.
5. Cocinaremos los gambones a fuego fuerte durante no más de 1 minuto por lado. Debe cambiar de color, poco más, o quedarán muy secos. Pero todo dependerá de vuestro gusto personal.
6. Cuando estén a punto, se salpimentan y se disponen encima de las lechugas. Se sirve inmediatamente y se salsea con el aliño que habíamos preparado.
7. Comemos y a disfrutar ^_^

Trucos y Sugerencias:
- No tires las cáscaras de los gambones, por favor. Son geniales para hacer caldo de pescado o para hacer el fondo de un rico arroz, o para una deliciosa salsa para un pescado a la plancha... Pronto os pondremos alguna receta para aprovecharlas.
- El aliño lo puedes preparar el gusto, añadiendo una cucharadita de mostaza, especiando con eneldo, cayena molida,... En mi caso, dado que estoy a dieta por un endocrino, uso la proporción casi inversa en cuanto a aceite y vinagre. Este último lo puedes cambiar por el tipo de vinagre que más te guste o por zumo de limón o naranja.
- Los gambones puedes cocinar con cáscara, pero personalmente me gusta más cocinarlos una vez pelados por el sabor tostado que toman. Además es más fácil controlar el punto de cocción.
- En lugar de gambones o langostinos a la plancha, puedes usarlos cocidos. En ese caso, para darles más sabor, te aconsejo que los marines durante un tiempo en el propio aliño, o en un aliño de 1 cda. de mostaza, 1 cda. de miel, 1 cda. de aceite y 1/2 cda. de vinagre.
- Cualquier aliño que lleve un ácido (bien el vinagre, bien el zumo de un cítrico) debe ser incorporado a las lechugas justo antes de ser consumido o nos ablandará las hojas.

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

7 comentarios:

  1. Una ensalada riquisima y muy sencilla, la podemos preparar en un momentin.
    Y para los que queremos no pasarnos demasiado estos dias nos viene genial.
    Un saludoo y que tengas un buen finde

    http://cocinandocondimanse.blogspot.com.es/
    http://unadiabeticaenlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Domingo ^_^

      La verdad es que se hace en nada y el resultado es riquísimo... ¡y sin remordimientos calóricos! jajajaja

      Saludos y buena semana ^_^

      Eliminar
  2. Una ensalada riquisima¡¡¡ Y por cierto, pimienta rosa???? NO había oido nunca...en los supermercados la venden???? Me ha gustado¡¡ besicos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pimienta rosa la suelen comercializar en supermercados en formato molinillo, pero no sola si no en combinación con otras pimientas (negra, blanco,...) y otras bayas.

      Se dice que es tóxica si no se acompaña de la pimienta negra, pero en realidad su toxicidad es en grandes cantidades. En pequeñas raciones, como es en el sazonado habitual, no entrañan riesgo y dan un toque afrutado además de un color precioso.

      Si la deseas comprar sola, te recomiendo los herbolarios y las tiendas de especias ^_^ Y siempre entera para moler en el momento, pues conserva mejor el aroma ^_^

      Besicos solete

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Gracias! ^_^

      Espero que te haya gustado tanto como a nosotros ^_^

      Eliminar
  4. Nunca he probado la pimienta rosa, pero estoy probando muchas especias que no había probado antes, así que otra más a la lista.
    BesaZos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados