Sardinas en vinagre

Seguimos con las colaboraciones... estas sardinas de la foto, son obra de mi madre ^_^


Supongo que le pasa a todo el mundo... Hay ciertas comidas, ciertas recetas, que nos evocan nostalgia y cariño. Aunque luego visto con perspectiva no fueran las mejores, ni las más elaboradas.

Eso es lo que me pasa a  mi con esta receta. No soy muy de carne o pescado, pero esta receta me puede. Y no es que sea una receta ultra sofisticada o con sabores fáciles. Pero es una de esas recetas que hacen las mamis, y que nunca se olvidan.

Además, tienen la ventaja de que una vez hechas, aguantan y mejoran al llevar un par de días en la nevera.

Ale, vamos al lío...

Ingredientes (para 4 personas aprox.):
- 1 kg de sardinas limpias sin cabeza ni vísceras
- 2 dientes de ajo
- harina
- sal
- perejil
- vinagre de vino blanco o de sidra
- laurel
- aceite de oliva virgen extra

Preparación:
1. Lo primero, si nuestro pescadero o pescadera no nos hizo el favor, es quitar cabeza y vísceras a las sardinas. Una vez hecho esto, las lavamos bien con agua fría. Ponemos a escurrir en un escurridor de verduras o similar.
2. Secas ya las sardinas, si hace falta ayúdate de papel de cocina, las salamos y las vamos enharinando. Una vez enharinadas, las freímos en abundante aceite caliente. Doramos bien y las ponemos en una fuente rectangular de barro o de vidrio tipo Pyrex. Las vamos colocando de manera alterna, una con la colita a la derecha, la siguiente hacia la izquierda,... Así encajarán mejor.
3. Con todas nuestras sardinas fritas y colocadas en la fuente, preparamos un majado en el mortero con los ajos y el perejil.
4. Hecho el majado, llenamos hasta la mitad del mortero (un vaso más o menos) de vinagre, un poquito del aceite de fritura que le dará sabor, removemos y lo echamos por encima de nuestras sardinas, procurando distribuir bien los ajos y el perejil. Deben quedar bien empapadas con el vinagre.
5. Ponemos un par de hojitas de laurel entre las sardinas. Tapamos con film transparente y cuando este tibio tirando a frío lo metemos en la nevera. Dejamos mínimo 4 horas.
6. Servimos rociadas con un poquito de aceite y con pan o cogemos directamente de la fuente. Sirve de picoteo o de segundo plato.
7. Comemos y a disfrutar ^_^

Sugerencias:
- Es ideal como tapa, servida tal cual o quitándole la espina y sirviéndolas en una tosta de pan con queso de untar.
- También pueden acompañar una ensalada de hojas verdes o tomates.
- Sin espinas y sobre un leche de arroz salteado, están muy ricas.
- Son perfectas para llevártelas en un tupper al campo. Y geniales para verano, porque las cocinas un día por la noche a la fresca, y tienes comida y picoteo para varios días.

Trucos:
- Hazlas con tiempo, porque de un día para otro están de vicio.
- Para conservarlas 2 o 3 días en la nevera, asegúrate de que están hidratadas. No hace falta que les pongas más vinagre o aceite, con un chorrito de agua del tiempo, es suficiente.
- Si los sabores fuertes no te van, al aliño de vinagre y ajo, puedes aligerarlo con un poco de agua y menos ajo.
- Si te quedan sosas las sardinas, calienta un poco el vinagre y disuelve en él un poquito de sal antes de verterlo en la fuente.

Nos leemos... ¡buenas cocinillas a todos! ^_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por visitarnos y dejarnos un mensaje. Nos encanta tenerte por aquí, que nos leas y des tu opinión, ideas y/o consejos ^_^

Leemos todos y cada uno de los mensajes, con cariño y atención ^_^ Si tardamos en responder, será por despiste, pero acabaremos respondiendo ^_^

Nos leemos pronto... ¡buenas cocinillas! ^_^

Estamos de obras en el blog para intentar mejorarlo. Disculpad las molestias.

Abreviaturas

cda - cucharada sopera; cdta - cucharada postre; g - gramos; kg - kilo; l - litro; ml - mililitros;
vaso - 250 mililitros; ºC - grados centígrados